Alimentos de color verde para el corazón y los vasos sanguíneos

| , ,

Los alimentos de color verde se asocian con el sistema circulatorio y cardiovascular, concretamente con el corazón y los pulmones. Cuando nuestro corazón se encuentra en buen estado, distribuye mejor la sangre y otras sustancias esenciales entre las células del cuerpo y favorece diversas funciones.

Las enfermedades circulatorias y cardiovasculares pueden provocar la corrosión de los vasos sanguíneos, el infarto de miocardio, la insuficiencia cardíaca, la arritmia o los problemas de las válvulas cardíacas.

¿Qué aportan los alimentos de color verde?

La vitamina K, el ácido fólico, varios componentes antioxidantes y la fibra están presentes en una dieta basada en alimentos de color verde. Estas sustancias nutren y mejoran nuestro sistema cardiovascular.

La vitamina K contribuye a la coagulación de la sangre y puede ayudar a evitar hemorragias excesivas en caso de lesión o accidente. También puede prevenir las enfermedades cardiovasculares al inhibir los procesos que las causan.

El ácido fólico protege el corazón al reducir los niveles de aminoácido homocisteína, que puede dañar los vasos sanguíneos en altas concentraciones. La deficiencia de ácido fólico, cuando se combina con niveles elevados de homocisteína, aumenta el riesgo de enfermedades cardiovasculares.

Los antioxidantes ayudan a reducir el estrés oxidativo, causante de inflamaciones y enfermedades crónicas como las cardiopatías. La fibra dietética ayuda a mantener un corazón y unos vasos sanguíneos sanos, además de reducir los niveles de colesterol.

El consumo de verduras verdes y de hortalizas puede ayudar a evitar la aparición de muchas formas de enfermedad cardiovascular. Como resultado, se reducen la hipertensión, las enfermedades cardiovasculares y los accidentes cerebrovasculares.

¿Qué alimentos deberíamos incluir en nuestra dieta?

Los profesionales recomiendan incluir en nuestra dieta productos de todos los colores, lo que se conoce como el «arcoíris alimenticio«. Los alimentos de color verde son variados y muy beneficiosos para la salud. Veamos algunos de ellos.

Bok choi

Bok choi para el corazón

El bok choi, también conocido como col asiática, tiene un alto contenido de compuestos que se han relacionado con la reducción del riesgo de enfermedades cardiovasculares. Pertenece a la familia de las verduras crucíferas, y su consumo regular reduce el riesgo de aterosclerosis.

Lechuga romana y espinacas

La vitamina K y el ácido fólico son abundantes en la lechuga romana. Las espinacas contienen compuestos que eliminan los radicales libres y pueden ayudar a prevenir la inflamación de enfermedades crónicas. También tiene un alto contenido en nitratos, que ayudan a reducir la presión arterial y a ensanchar los vasos sanguíneos.

Aguacate

Aguacate para el corazón

Uno de los alimentos de color verde más populares en la actualidad. Los aguacates también son beneficiosos para el corazón y el sistema circulatorio. La vitamina K, el ácido fólico, la fibra dietética, las grasas saludables y los antioxidantes abundan en esta fruta. Tiene el potencial de reducir el riesgo de síndrome metabólico.

Col

Los niveles de homocisteína se reducen en las verduras de hoja verde oscura, lo que protege el corazón y los vasos sanguíneos. La col y la col rizada tienen un alto contenido en compuestos con buenas propiedades antioxidantes, así como en vitamina K y fibra. No olvides, además, comer rúcula, brotes de todo tipo y hojas de diente de león en alguna ocasión.

Uva

Las uvas verdes contienen magnesio y potasio. Los alimentos ricos en magnesio están relacionados con la disminución de la presión arterial. La ingesta de potasio también puede ayudar a reducir la presión arterial y disminuir el riesgo de infarto.

Kiwi

Kiwi para el corazón

La vitamina C, la vitamina E y los compuestos cardioprotectores abundan en el kiwi. Contiene antioxidantes que pueden ayudar al ADN de las células humanas a resistir el estrés oxidativo. También tiene un alto contenido en fibra, que ayuda a reducir el colesterol y a proteger el corazón.

Otros dos buenos alimentos de color verde son el melón y las peras. Los antioxidantes se encuentran en la pulpa del melón verde. Las peras también son buenas para el corazón por su alto contenido nutricional.

Legumbres

Como legumbre, las judías verdes tienen un alto contenido en fibra, lo que ayuda a equilibrar los ácidos biliares, reducir el colesterol y mantener un cuerpo sano. Producen compuestos antiinflamatorios y antidiabéticos.

Los guisantes verdes tienen un alto contenido en vitaminas del grupo B, que son esenciales para mantener la salud del corazón. La soja verde contiene genisteína, un compuesto anticancerígeno. Por ejemplo, la pasta de miso, el tempeh y el tofu fermentado son productos elaborados con soja fermentada.

Deja un comentario