5 Remedios caseros para el dolor de encías

| ,

El dolor de encías puede deberse a varios factores. En los casos más extremos, puede ser un síntoma característico de una enfermedad periodontal. Ya sea una gingivitis o una periodontitis, es un problema habitual que afecta tanto a niños como a los adultos. Existen varios remedios caseros para el dolor de encías que pueden ayudar a calmar las dolencias, pero los casos más agudos deben ser tratados por un especialista.

Además del dolor, otros signos que se pueden manifestar son: encías rojas o inflamadas, halitosis, encías retraídas, sangrado periodontal e incluso puede debilitar los dientes. Debes tratar estos síntomas lo antes posible para que no surjan complicaciones.

Causas del dolor de encías

Antes de empezar a hablar sobre los remedios caseros para el dolor de encías es preciso entender las fuentes concretas de la condición que lo provoca. La condición periodontal es primordialmente desencadenada por la mala higiene bucal que provoca la acumulación de placa debajo y a lo largo de la línea de tejido de las encías. Se genera cuando las bacterias atacan a los lados del tejido gingival y asimismo al diente.

Factores como los ajustes hormonales, fumar, la mala nutrición, la diabetes, la ansiedad, entre otras enfermedades, también pueden ser un desencadenante.

Remedios caseros para el dolor de encías

Los remedios caseros para el dolor de encías te ayudarán a calmar el dolor y, en muchos casos, acabar con la causa que los provoca. Veamos algunos de ellos.

Aloe Vera

Aloe Vera

Ya que contiene propiedades antiinflamatorias y curativas, no es de extrañar que uno de los remedios caseros para el dolor de encías más utilizado sea a base de aloe vera. Además de ser un antimicrobiano que puede eliminar las bacterias que causan la enfermedad de las encías, también puede tratar las úlceras bucales y la halitosis.

Puedes utilizar el gel extraído del aloe vera y masajear la zona afectada. Deja que actúe por unos minutos, y luego enjuaga con agua. Puedes repetir este proceso varias veces al día.

Agua oxigenada

El agua oxigenada incluye propiedades antibacterianas que pueden exterminar gérmenes. El uso de esta puede dar un alivio considerable. Además, el agua oxigenada es eficaz para aclarar y blanquear nuestros dientes.

En un vaso, mezcla agua del grifo con agua oxigenada en una proporción de 75/25 respectivamente. Utiliza esta mezcla como enjuague bucal. Ten en cuenta que, no es aconsejable el uso del agua oxigenada frecuentemente. Una vez al día es suficiente. Por supuesto, no hay que tragarlo.

Otro dato para tener en cuenta es que los remedios caseros para el dolor de encías basados en este producto deben utilizar agua oxigenada del 3%.

Zumo de arándanos

Zumo de arándanos

Debido a que es una fantástica fuente de vitamina C, el jugo de arándano es fiable en el tratamiento de la infección, así como en la inflamación de los tejidos de las encías. Según un estudio reciente, el consumo insuficiente de vitamina C puede aumentar el riego de las enfermedades periodontales.

Por otro lado, es sumamente recomendable que se aumente el consumo de vitamina C mediante verduras y frutas. Unas buenas opciones son las naranjas, limones, fresas, brócoli, etc.

Salvia

Según un estudio de investigación publicado en 2015, el enjuague bucal de salvia es eficiente en la disminución del número de bacterias que se crean la placa dental. Es un gran concepto para utilizar el enjuague bucal de salvia como una de las fantásticas soluciones caseras para la condición periodontal.

Pon a hervir medio litro de agua. Introduce 1 cucharadita de hierba de salvia seca, y deja que siga hirviendo a fuego lento durante unos 7 minutos aproximadamente. Cuela este té y déjalo enfriar. Como resultado obtendrás un enjuague bucal natural y efectivo, que podrás utilizar dos o tres veces al día.

Clavo de olor

El clavo de olor se viene utilizando hace años tratar problemas relaciones a la salud bucal. Ya sea remedios caseros para el dolor de encías o para tratar el dolor de muelas. El clavo de olor contiene propiedades antivirales y también antioxidantes; por esa razón, puede proporcionar un alivio significativo.

Aplasta un par de clavos de olor lo máximo que puedas. Ponlos sobre un algodón o sobre tu dedo, y masajea suavemente la encía. Deja que sus propiedades actúen por unos minutos. Finalmente enjuaga con abundante agua.

Deja un comentario